Perfil del Inversionista

Cada persona tiene una tolerancia al riesgo distinta, su zona de confort. Las expectativas también son muy diferentes para cada caso, por eso es muy importante desarrollar un plan personal de inversión acorde a las necesidades, metas y aspiraciones de cada uno.

¿Cómo desarrollar una estrategia personal de inversión?

Encontrar la inversión correcta se ha convertido en un gran reto. La mayoría de nosotros caemos en la trampa de comprar lo que más ha dejado, acumulando algunas acciones de aquí y de allá, sin realmente considerar el efecto de combinar diferentes clases de activos.

Desplegar todo | Reducir todo

  • Así sea que esté planeando para su retiro, invirtiendo para poder enfrentar los gastos para la educación de sus hijos o simplemente construyendo un patrimonio, es muy importante identificar esos objetivos y así buscar una mezcla de activos que lo ayuden a lograrlo.

    Para construir una estrategia de inversión exitosa debe de estructurar cuidadosamente su plan de inversión para así alcanzar sus metas sin tomar más riesgos de los que pueda o deba correr. También necesita considerar cuánto tiempo tiene para alcanzar esas metas, así como sus circunstancias personales. Ninguna sola clase de activos (acciones, bonos o mercado de dinero) es apropiada para todas sus metas. En cualquier momento de su vida, probablemente querrá tener parte de su dinero seguro y accesible, parte invertido para obtener ingresos y parte invertido para verlo crecer. La asignación de activos, que significa combinar diferentes clases de activos en diferentes cantidades dependiendo de sus metas, es la llave al éxito de su estrategia de inversión.

    Antes de planear su estrategia de inversión, sería muy útil que se preguntara lo siguiente.

  • El primer paso es definir sus metas financieras. La elección de sus inversiones debe estar siempre impulsada por lo que usted necesita que su dinero haga por usted y en qué momento.

    Por ejemplo, puede enfocar sus inversiones buscando satisfacer necesidades específicas, tales como: comprar una casa, un coche, pagar la universidad de sus hijos o simplemente poder retirarse con un colchón de buenos ahorros. Caso contrario, enfocar sus inversiones hacia metas más genéricas como: acumular dinero para crear un patrimonio mayor.

    De cualquier modo, dedicar tiempo para determinar cuáles son sus objetivos, le ayudará a elegir las inversiones adecuadas para su caso en particular.

  • El siguiente paso es identificar el lapso en el cual le gustaría alcanzar dichas metas. Por ejemplo, si su intención es comprar una casa en cinco años o si es retirarse en veinte, el fijar un horizonte de tiempo para su inversión es fundamental. Diferentes horizontes de tiempo requieren diferentes estrategias de inversión. Mientras más pronto usted necesite gastar el dinero que invierta hoy, mayor será la necesidad de invertir con estabilidad en el capital y liquidez. Por el contrario, mientras más largo sea su horizonte de inversión, menos se tiene que preocupar por las fluctuaciones del corto plazo y mayor deberá ser su enfoque en buscar un rendimiento mayor. El riesgo, rendimiento y el tiempo están muy relacionados. Generalmente, a mayor riesgo mayor el potencial de retorno a través del tiempo, siendo más apropiado para un inversionista con un horizonte de largo plazo.

  • Es importante preguntarse, si es viable alcanzar sus metas con el dinero que ya tiene invertido. La mayoría de nosotros fallamos porque no tomamos en consideración la inflación y algunas otras cosas, por ejemplo, los impuestos. Por lo tanto, es aconsejable que nos tomemos el tiempo de calcular el monto a futuro de la meta.

  • Cada uno tiene una tolerancia diferente al riesgo y por consiguiente hay que elegir el rumbo de la inversión con el cual nos sintamos cómodos y que nos permita mantenernos en el mismo rumbo sin salirnos del camino. Es por ello importante tener en mente que a lo largo de nuestra inversión se presentarán bajas o minusvalías. Cuando piense en su tolerancia al riesgo, necesita considerar que tan pronto necesita llegar a su meta. Las metas de largo plazo le permiten buscar inversiones más agresivas con rendimientos potencialmente mayores porque la inversión tendrá el tiempo necesario para recuperarse de cualquier baja en el mercado. Las necesidades financieras que tienen un corto plazo necesitan buscar un riesgo bajo o moderado.

    Cualquiera que sea su perfil de inversión, una de las mejores maneras de reducir el riesgo, es la diversificación de activos.

  • Es importante revisar sus metas e inversiones una vez al año, manteniendo en cuenta los objetivos cada vez que una nueva inversión es hecha. Así como sus circunstancias pueden cambiar, lo hará también la estrategia.

Factores para considerar

¿Qué factores debe considerar al desarrollar su plan de inversión? Aquí hay algunos factores que los profesionales de finanzas usan para ayudar a sus clientes a desarrollar los planes de inversión.

A continuación, le enseñaremos algunos puntos que debe recordar antes de decidir qué estrategia de inversión seguir.

Desplegar todo | Reducir todo

  • Es una buena idea invertir en diferentes tipos de activos. Las acciones, los bonos, e instrumentos de deuda de corto plazo, trabajan diferente. Cada uno ofrece ventajas y desventajas. Es posible que usted también desee diversificar en la misma clase de activos. La diversificación evitará que ponga todos los huevos en la misma canasta y por lo tanto podrá aumentar los rendimientos en el largo plazo.

  • Como el dinero que guardó hoy tiene la intención de ser gastado en muchos años, necesita fijarse en la inflación. La inflación mide el incremento de los precios durante el tiempo. Inversiones conservadoras como los instrumentos de deuda de corto plazo son populares porque por lo general no tienen variaciones en el precio. Pero su rendimiento después de la inflación puede ser muy bajo, es más, puede ser hasta negativo. Por ejemplo, una inflación del 4% en un periodo de muchos años puede borrar completamente su dinero invertido al 3% en ese tipo de instrumentos. Aunque tal inversión parezca segura y proteja el capital, puede crecer lo suficiente para mantener su valor a través del tiempo o mantenerse al paso de la inflación.

  • No es ningún secreto que el precio de las acciones en la Bolsa tiene constantes cambios. Por lo tanto, la parte de su inversión que está invertida en fondos de acciones fluctuará en precio. Si usted no necesita el dinero pronto, digamos por lo menos en 5 años, probablemente no necesite apanicarse si el mercado de acciones baja o se da cuenta que en el último trimestre el valor de sus inversiones bajó. En el pasado, el mercado accionario se ha recuperado del valor perdido a través del tiempo. Aunque nadie le asegura que siempre será así en el futuro, trate de ser paciente y permítales a sus fondos de acciones recuperarse a través del tiempo. Recuerde el dicho "Comprar barato, vender caro". Salirse de un fondo de acciones cuando bajaron no es usualmente la mejor manera de tratar su inversión. Claro que, si un fondo continuamente es malo, debe considerar cambiarse de fondo.

  • Los inversionistas más jóvenes pueden sentirse más tranquilos con los fondos de acciones, ya que ellos tienen el tiempo para poder esperar las alzas y bajas del mercado en el corto plazo. Al invertir en un fondo de renta variable, ellos pueden tener mejores retornos en el largo plazo. Por otro lado, los inversionistas que están más cerca de su retiro estarán más interesados en proteger su dinero de posibles bajas, porque lo necesitarán pronto. En este caso, es aconsejable destinar una proporción mucho mayor en instrumentos de deuda de corto plazo que pueden no tener cambios tan fuertes en el precio. ¿Cómo puede determinar una mezcla óptima entre renta variable y deuda que sea apropiada para su edad? Una manera podría ser que le restara su edad a 100. La respuesta de esa resta puede ser un buen número para empezar a decidir qué porcentaje de sus inversiones totales deberá estar concentrado en renta variable.

  • Al momento de elegir en qué fondos invertir, deberá considerar su adversidad al riesgo y qué tan cerca está de su retiro. Si su retiro está a la vuelta de la esquina, usted puede elegir una inversión con muy poco riesgo. Por otro lado, si usted es un inversionista joven y tiene el tiempo para sobre llevar las alzas y bajas del mercado, usted puede elegir una estrategia de inversión mucho más agresiva.

Expectativas realistas

¿Cómo hacen los inversionistas para mantener sus expectativas de una manera realista ante mercados volátiles?

Si usted ha invertido por años y presenciado muchas alzas y bajas en el mercado, probablemente tiene expectativas realistas sobre sus inversiones. Pero supongamos que empezó a invertir en enero del 2000, justo antes de la baja de la primavera de ese año, sus expectativas podrían ser muy diferentes.

Desplegar todo | Reducir todo

  • Aunque el desempeño pasado no garantiza resultados futuros, buscar en la historia del mercado puede ayudarle a desarrollar expectativas realistas acerca de sus inversiones.

    Como muestra la gráfica de abajo, el mejor año del índice S&P 500 desde 1984 fue de 38% positivo en dólares americanos en 1995. El peor año fue negativo 37% en dólares americanos en 2008. Sería realista tener la expectativa de cualquiera de esos dos años, año tras año.

    Expectativas Realistas Chart

    Resultados extremos en un solo año, son posibles, pero no es realista esperar que se repitan asimismo en el largo plazo. Una perspectiva más realista sería el enfocarse en el retorno promedio anual y no dejarse llevar por las súper alzas o súper bajas del mercado.

  • El peligro de ser revolcado por una expectativa no realista está provocado por dos emociones humanas muy comunes: el miedo y la avaricia.

    Miedo. Si el mercado baja y las historias en los medios de comunicación se convierten en muy pesimistas con escenarios catastróficos, el miedo a perder dinero puede atentar y cambiar contra su plan de inversión de largo plazo.

    Avaricia. Igualmente, cuando el mercado sube muchísimo, parece que vuela y parece que todo el mundo se está volviendo rico de la noche a la mañana, la avaricia puede tentarlo haciéndolo tomar decisiones mucho más riesgosas. Las decisiones de inversión tomadas por miedo o por avaricia son casi siempre en contra de una estrategia aconsejable de inversión.

  • Mantener expectativas realistas a menudo significa que tiene que distinguir entre el humo y un consejo de inversión creíble. Existen tres fuentes de información con las que debe tener cuidado:

    1. Cobertura de los medios: El día de hoy las noticias de lado a lado sobre los mercados financieros hacen avivar la llama de las expectativas poco realistas. Estas noticias rara vez ofrecen un horizonte de largo plazo, prefieren promover el sabor de la semana para invertir y hacen énfasis en los ganadores y perdedores diarios.
    2. Los Comerciales: ¿Se acuerda del comercial donde salía un chofer de una grúa que había comprado una isla con las ganancias de haber operado acciones en Internet? Esta clase de escenarios no representa la experiencia del inversionista común. No es prudente contar en que se duplicarán las experiencias como éstas a nuestro favor.
    3. Otros inversionistas: Un amigo presume que su inversión creció a más del doble y puede que no tenga los números para sustentar esto, pero, además, aunque fuera verdad su estrategia de inversión puede no ser la correcta para usted. No deje que otros inversionistas lo alejen de su estrategia de inversión.
  • La tentación de seguir a la multitud es grande, pero la mayoría de los inversionistas están mejor manteniéndose apegados a su plan original, basado en sus metas financieras y tolerancia al riesgo. Un asesor financiero profesional le puede ayudar a definir sus metas y crear una estrategia lógica y sólida para alcanzarlas.